LA EMPRESA

Vivix, ubicada en el municipio de Goiana, estado Pernambuco, es una de las más modernas fábricas de vidrios flotados del mundo y la única del sector en el país con capital 100% nacional. En enero de 2014, ha iniciado la calefacción de su primer horno y en febrero de este mismo año ha comenzado a producir las primeras chapas de vidrios flotados totalmente brasileñas. El emprendimiento es resultado de una inversión de más de R$1 mil millón y que cuenta, además de la unidad fabril, con una planta propia de procesamiento de materias primas, esta última instalada en Pedra de Fogo(PB). Vivix producirá vidrios planos incoloros, colorados, laminados y pulidos, teniendo como principales clientes las industrias de la construcción civil y mueblera. La operación de la fábrica genera cerca de 410 empleos directos y más de 1.500 empleos indirectos.

La planta, que cuenta con un área construida de 90 mil m2, utiliza tecnología pionera para fabricación de vidrios planos. El colaborador tecnológico de la empresa en este negocio es el grupo francés Fives, que tiene el liderazgo mundial en tecnología para fabricación de vidrios planos, y está presente en más de treinta países. Vivix utiliza una tecnología inédita en Brasil, la L.E.M.™ (Low Energy Melter™), que hace que la empresa tenga un proceso de producción mucho eficiente del punto de vista energético. La capacidad de producción de esta unidad será de 900 toneladas/día y el retorno esperado es que, a partir del primer año, la empresa alcance una facturación anual de R$ 500 millones.

Como parte del planeamiento estratégico, Vivix inició su operación comercial en agosto de 2011, a través de la comercialización de vidrios planos importados. Esto fue posible gracias a alianzas con proveedores internacionales, que permitieron, también, intercambio de tecnología y adopción de las mejores prácticas para la producción de vidrios planos. Para dar soporte a las acciones comerciales fueron inaugurados, en el inicio de 2012, dos centros de distribución, siendo un en Pernambuco y otro en el estado de São Paulo.